62 viviendas

Cuarte de Huerva //

El plan urbanístico plantea una tipología de Baja + cinco y de manzana cerrada dentro del casco urbano consolidad de Cuarte de Huerva.

Debido a la forma triangular del solar y a la densidad edificatoria planteada por el plan propusimos mediante un Estudio de Detalle la fragmentación del bloque cerrado en dos bloques separados por una grieta que permite una mejor cualificación del patio de manzana interior, además de resolver la diferencia de cota entre los dos extremos del solar, de casi cuatro metros.

De ese modo uno de las bloques se alinea con la calle inferior y el otro con la superior, generándose entre ambos una escalera de acceso a las zonas comunes y zaguanes.

Esta grieta o fractura articula los dos volúmenes y permite la entrada a las zonas comunes desde la calle superior.

Las viviendas son en su mayoría de dos dormitorios y pasantes, de manera que están dotadas de ventilación cruzada y de una clara diferenciación noche/dia.

El conjunto posee casi cuatrocientos metros cuadrados de zonas comunes en planta baja, que incluye zaguanes, gimnasio y piscina, espacios por los que los vecinos han de pasar necesariamente como paso previo a sus portales, de manera que se provoca un espacio social, abierto pero protegido, que fomenta la relación y el trato entre vecinos.